Escúchanos aquí

1er Editorial | 18 de Octubre 2018

Actualmente la escena del rock tapatía se ha tornado muy fructífera en cuanto a música se refiere y es que la ciudad está llena de talentos por doquier. En cada esquina de Guadalajara podemos encontrar a jóvenes con ejecución perfecta en el jazz y a otros con la actitud punk denotando que lo radical y la anarquía sigue siendo la inspiración para alzar la voz ante las inconformidades de nuestro sistema social, en pocas palabras encontramos gran variedad de sonidos.

Hace algunas semanas charlaba con alguien respecto a que la juventud actualmente ya no se siente identificada con alguna banda de rock, ya no existe un Kurt Cobain , un Jim Morrison, un Slash, esos rockeros que destrozaban hoteles, escenarios o quedaban arrestados a medio concierto, vamos, con una ideología distinta de la vida con la cual se sientan atraídos.

Esta nueva visión es una realidad que se vive actualmente en una escena que se ha consolidado por una parte de “agrupaciones musicales pop” que ves girando en los carteles de afamados festivales en la ciudad, pero que muy poco impacto tienen en los pubertos que son quienes te llevaran en su memoria pues la música tiene un mayor impacto en esa etapa de la vida,

¿Quién no recuerda sus años de secundaria o en la preparatoria? Donde en busca de tu personalidad pasabas por todas las subculturas posibles y ahora años después, quizá ya eres un “godin” o un feliz padre de familia pero sin lugar a dudas sabes cuál fue la música que te marco en tu adolescencia.

Sin embargo por otra parte, en lo que podríamos llamar el lado B, encontramos un sinfín de propuesta que sin dejar dudas, su sonido, su forma de trabajar y filosofía está alejada de los festivales y lo comercial, abarrotando foros más reducidos, escenarios con shows íntimos, donde la cercanía con la banda te hace disfrutar de manera distinta un espectáculo, gestionando todo a base de su independencia … no pongo en tela de juicio el talento de unos y otros en cambio me pregunto ¿cuál lado pesara más en unos diez años?

Mientras esa década pasa quiero dar gracias a todos los músicos por el esfuerzo diario para que su música quede plasmada más allá de un cartel, por aquellos que no se cansan de innovar su sonido y su show, gracias también a ti que eliges mantener viva la llamarada del rock descargando, compartiendo o comprando la mercancía de esos jóvenes talentoso que exponen su arte en forma de música.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*