Vooyeur 2.0: un tributo al libido y la imaginación

¿Eres de los que mira o de los que hace? ¿Miramos para aprender o solo por mirones?

Desde la creación del hombre y la mujer; los primeros, no Adán y Eva; bueno Adán sí, pero Eva no; Lilith, sí, la primera mujer que fue creada del polvo y condenada al infierno por haber desobedecido a Adán y querer disfrutar de su sexualidad.

La primera mujer en tener un orgasmo, que ahora trae el placer y la lujuria a tierras tapatías a través de Vooyeur 2.0, propuesta escénica de Patricia Jordá que nos plantea cómo se puede disfrutar del sexo en su máximo esplendor por medio de cuatro ejemplos, contados por Lilith, para todos aquellos voyeristas.

El grupo teatral, Perspectiva Escénica, en conjunto con la compañía española, La Tropa Produce y Cultura UDG, trae esta obra para todos los fisgones de Guadalajara los viernes y sábados a las 8:00 PM y los domingos a las 6:00 PM hasta el 10 de septiembre en el Teatro Experimental de Jalisco.

El montaje elimina los tabúes que existen alrededor del sexo, desde un encuentro casual entre amigos, relaciones amorosas del mismo sexo, tríos y juegos de roles, lo que sea necesario se vale, siempre y cuando se dé rienda suelta al libido por el que Lilith fue confinada al Mar Rojo.

 “¿Y desde cuándo coges para procrear?” Es lo último que se piensa a la hora de tener contacto con otro cuerpo; se coge con la mirada, con las palabras, con la mente, con la comida, con la poesía, con los ojos vendados; en la cama, en la cocina, en un armario, en una fiesta familiar, en medio de la casa, en un motel, en el teatro. La creatividad sexual es la que incita a que todos seamos voyeurs para salir de la rutina y de todo lo que nos ha mostrado la pornografía: el sexo no es sólo penes y vaginas, voyeurs somos todos.

“Yo no pienso ponerle candado a mis sentimientos”. ¿Para qué negar el deseo sexual que se siente al tener a quien te gusta frente a ti? ¿Por qué no atreverse a dar ese paso? A sentir, a hacer sentir, a palpar para poder representar, a mirar a los ojos y no poder aguantarse las ganas de desprender toda cobertura que nos impida sentir a la otra persona en cuerpo y alma… ¿O vas a seguir siendo un mirón siempre?

Eso es lo que los cuatro actores en escena nos muestran y ejemplifican a través de diversas situ

aciones y contextos: cómo es que el sexo puede disfrutarse al máximo cuando nos permitimos sentir. Una excelente puesta en escena que te hará querer dejar de lado la monotonía.

Los boletos están disponibles a través del sistema Ticketmaster y en las taquillas del Teatro Experimental de Jalisco, con un costo de $180 general y $150 para maestros, estudiantes y tercera edad.

Con imágenes e información de Monique Arvizu


 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*