#LasAventurasdeSatan | Sobre la marcha LGBT

Sábado 10 de Junio y todo sereno, eran las 4:00 pm y salió de la glorieta de la Minerva una oleada de LGBT, así que me encontré por toda la calle de Hidalgo la pura fiesta con intención de abrir conciencia, y otras cosas como el paso hasta la plaza Liberación. Ya sobre la marcha Rock Arte y cultura en colaboración con #RockAcRadio y un servidor fuimos testigos de muchas cosas que en unas cuantas letras trataremos de describir.
Los policías (casi como civiles) escoltaban a los manifestantes para que no fuesen agredidos por algún o alguna retrógrada. El orgullo gay en la perla Tapatía no se hizo esperar; entre aplausos, abrazos, bailes, gritos liberadores y uno que otro arrimón u apretón acompañado de una sonrisa sin pena, la ciudad de las tortas ahogadas se vistió de colores con la mirada morbosa pero siempre sobre la banqueta de aquellos con mentalidad diferente e inmersos en sus cámaras de celular; privandose de la verdad, quizá desde su closet particular, solo como testigos presenciales de un llamado a la luz del día, que busca un momento menos de hostilidad, que invita a la igualdad, al respeto y al amor con el lema: “Mis impuestos, mismos derechos”.
Su recorrido fue un golpe maestro para quitarse la sed a besos y uno que otro dink patrocinado por algún integrante. Los vendedores aprovecharon el momento, a un que los condones estaban en el aire, también lo eran como obsequio que encontraba dueño. Vestidos radiantes, pelucas chingonas; temerosas de la lluvia del temporal. Esas medias, brasier, tangas, shorts o blusas cortas pedían a gritos un final que seguramente y solo durante el transcurso del tiempo se les haría justicia, quizá por primera vez pero no la última. Alguien del contingente gritaba: “los mirones son unos maricones”. Y los otros se refugiaban tras una risa temerosa. Conseguir un empleo o seguro médico son algunos de los problemas que enfrentan a las personas trans, los cuales tienen que acudir al DF para adecuar su documentación, cabe resaltar que nuestra tierra discrimina los matrimonios igualitarios en algunos municipios de nuestra entidad, aún con el apoyo de la gente que acepta el movimiento.
Al pasar por un costado de la catedral, algunos gestos de descontento por parte de las familias que ahí estaban echando el rol no se pudo disimular. Yo me pregunto qué novedad habrá pensado o dicho y no en secreto nuestro querido Juan Sandoval Iñiguez a quien invitó a pensar en su discriminación y quizá homofobia, cuál raíz pudiese provenir de algún trauma; esto de igual manera le toca analizar también a usted mismo.
Satanchon Waters #LasAventurasdeSatan

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*